viernes, 30 de octubre de 2009

¡VIVA EL MAL, VIVA EL CAPITAL!

En la tele vamos de polémica en polémica. Y si la última vez hablábamos de niños y globos, hoy toca bebés y televisión.
La discordia la ha desatado esta vez uno de los productos estrella de la mega compañía del entretenimiento infantil. La compañía es Walt Disney y el producto estrella, Baby Einstein.

Todo se remonta a 1997, cuando una pequeña productora americana lanzó al mercado audiovisual Baby Einstein, uno de los primeros formatos dedicados exclusivamente a bebés de entre 0 y 3 años y en el que se ofrecían vídeos sencillos con algo de música, marionetas, formas, colores y algunas palabras. El programa acabó siendo un éxito y ese éxito no le pasó desapercibido a Walt Disney que, en 2001, compró el formato y lanzó los DVD de la serie.

video

Bajo la marca de una multinacional como la Disney, los DVD empezaron a venderse como churros con la etiqueta de altamente educativos, estimulantes y beneficiosos para el desarrollo intelectual de los niños. Vaya, que prácticamente prometían que tu hijo se convertiría en un genio con esos vídeos. Vídeos que acabaron convirtiéndose en una auténtica revolución entre los padres, tanto que 1 de cada 3 bebés norteamericanos consumía Baby Einstein en casa.

Durante varios años el negocio fue redondo. Hasta que en 2006, una organización llamada Campaña para una Infancia sin Anuncios empezó su lucha para demostrar que las promesas educacionales de Disney carecían de cualquier base científica y que se trataba únicamente de pura publicidad engañosa. La organización sostenía que Baby Einstein no incrementaba el intelecto de los bebés, más bien todo lo contrario, ya que exponer a un bebé frente al televisor resultaba totalmente desaconsejable.

Finalmente, después de más de tres años de presiones, de movilizaciones sociales, de reuniones entre los abogados de ambas partes y, sobre todo, después de la amenaza de una posible demanda, la Disney ha hecho público esta semana que reembolsará el dinero de los DVD de Baby Einstein. Eso sí, sólo de los comprados a partir de 2004 y sólo en el mercado norteamericano.

Con todo esto se ha vuelto a abrir el clásico debate sobre la conveniencia o no de que los niños consuman televisión o de que se realice televisión específica para bebés.
Y estos días se están publicando estudios, como el de la Universidad de Seattle, que dicen que la exposición de bebés a la televisión puede provocarles problemas de falta de atención en el futuro. Y son muchos los pedagogos y psicólogos que están coincidiendo en que el consumo de televisión en menores de dos años es perjudicial.
En este sentido, podríamos matizar un par de cosas: la primera es que el consumo de televisión puede ser perjudicial tanto para menores de dos años como para jóvenes, adultos y personas de la tercera edad. Y la segunda es que, como en todo, el kit de la cuestión está en la cantidad, es decir, en el abuso o en el consumo responsable.

Y ante los que piensan que la televisión no se ha hecho para un público infantil, yo les diría que hay luz al final del túnel, que otra tele es posible y mucha la gente que trabaja en eso.
Hoy en día, los casos de televisión educativa son una realidad y ahí están proyectos como TV LATA (entre muchos otros): una televisión experimental realizada por los niños de las favelas de Salvador de Bahía, donde la televisión pasa de ser una simple caja con imágenes para convertirse en una forma más de socializarse, una responsabilidad y un modo de expresión para todos esos niños.

En estos casos me sale la vena nostálgica y en cuanto a televisión infantil, me quedo con la mítica frase de la Bruja Avería, así que: ¡Viva el mal, viva el capital!

domingo, 25 de octubre de 2009

EL NIÑO DEL GLOBO

La semana pasada un globo plateado con forma de platillo volante tuvo en vilo a las televisiones de medio mundo.

Todo comenzó el pasado día 15 cuando los padres de Falcon Heene alertaban a la policía de que su hijo de seis años se encontraba en el interior de un globo aerostático que surcaba sin control el cielo del estado de Colorado.
Automáticamente, se pusieron en marcha los servicios de emergencia, se cerró el aeropuerto internacional de Denver y como no, las televisiones interrumpieron sus programaciones para ofrecernos en directo el vuelo a la deriva de ese artefacto.

Las primeras informaciones decían que el globo, de fabricación casera, era obra de Richard Heene: un científico aficionado que construía esos chismes para perseguir tormentas, y esta vez, con tan mala suerte que su última creación había volado del jardín de casa con su hijo pequeño dentro.
Las cámaras de televisión siguieron durante dos horas y media los cien kilómetros que el globo recorrió. A los cientos de miles de espectadores se les encogió el corazón cuando el globo empezó a desinflarse y caer. Y todos se imaginaron lo peor cuando acabó impactando contra el suelo. Pero, finalmente no pasó nada. El habitáculo estaba vacío. Falsa alarma.
Cinco horas después el niño fue encontrado sano y salvo en su casa, escondido en un altillo del garaje muerto de miedo por la bronca que le podía caer por haber soltado el globo.

Pero lo que parecía una simple anécdota con final feliz, empezó a tomar tintes de fraude.
Esa misma noche, la familia al completo fue invitada al programa de Larry King en la CNN. En un momento de la entrevista el showman le pregunta a Falcon por qué lo hizo, por qué no salió de su escondite antes.

video

El niño contestó que lo había hecho por el show. Y como dicen que los niños nunca mienten, la frase de Falcon hizo sospechar a las autoridades y la familia volvió a ser interrogada.
Poco después se confirmaba que todo había sido un montaje y conocíamos la historia real de Richard Heene. A parte de científico aficionado, humorista frustrado obsesionado con la fama, participante en algún reality show y que ahora buscaba publicidad para el suyo propio. Un reality sobre temas científicos que intentaba vender a alguna cadena.

Ahora, mamá y papá Heene pueden enfrentarse a una demanda por fraude y a un juicio por delitos de conspiración, obligar a delinquir a un menor y mentir a las autoridades. La pena máxima podría ser de 6 años de cárcel y medio millón de dólares.

Pero lo importante aquí no es la pena, ni que se tratase de un montaje, ni siquiera que unos padres perturbados busquen la fama desesperadamente. Lo más sorprendente, es que un hecho que ocurre en la otra punta del planeta y que no nos afecta directamente, sea capaz de interrumpir los informativos españoles sólo porque los informativos norteamericanos lo estén retransmitiendo en directo.
Esto me hace pensar que la labor del periodista está en desprestigio y el contrastar las informaciones en peligro de extinción, básicamente porque no hay tiempo.
Ahora hay que ser más rápido que la competencia. Y es evidente que los informativos funcionan cada vez más con la lógica de un programa de entretenimiento, es decir, que luchan por las audiencias como cualquier otro programa de la parrilla.

Y todo esto hace que nos planteemos lo que entendemos por noticia. Antes se estudiaba en las facultades de periodismo que para que una información se convirtiera en noticia tenía que ser de interés general, tener una relevancia informativa y algunas cosas más. Ahora, basta con que emocione, entretenga y sobre todo, con que existan imágenes. Si hay imágenes, hay noticia y si son en directo, mejor… y si ya de paso hay sangre, tiros, malos, buenos, drama y suspense, mejor que mejor.

martes, 20 de octubre de 2009

¿QUÉ HUBIESE PASADO SI...?

Al principio todo fueron buenas palabras. Lo digital parecía la panacea y nos repetían que nos haría más europeos, que revitalizaría el sector, que favorecería la independencia de las cadenas, que estimularía la creación de nuevos contenidos, que sería una televisión más interactiva y sería un lugar para la experimentación audiovisual… Y al final, nos hemos quedado con que la TDT ha servido básicamente para que las cadenas sigan aumentando sus ingresos por publicidad.

En un primer momento, los principales operadores entraron en una lucha encarnizada por conseguir el mayor número de licencias digitales (algunos llegando a acumular hasta tres), pero lamentablemente sin ningún proyecto detrás. Y así es fácil encontrarse con una programación repleta de reposiciones y cadáveres televisivos en busca de una segunda oportunidad. La fórmula es clara: cero inversión para un mayor beneficio.

Sin embargo, siempre hay una excepción. Y en este caso la encontramos en Antena 3 y su Antena Neox. Un canal que nació con un proyecto más o menos definido y que ha sido de los pocos que ha apostado por incluir espacios producidos expresamente para TDT.

En Neox han visto la luz series nacionales como Bicho Malo o importadas como Skins, programas sobre sexo como Hablar de Sexo con Papá y Mamá, concursos al estilo Jackass como La Biblioteka o programas de nuevas tendencias como Vu87… y así hasta llenar una programación dirigida principalmente a un público juvenil. Y este es otro de los aspectos que llaman más la atención de la televisión digital: si pasas de la veintena olvídate que algún contenido vaya dirigido a ti. Aquí los protagonistas son casi adolescentes.

Siguiendo esta línea nos encontramos con casos tan curiosos como el de Telecinco y su canal La Siete, que ha sido el primer canal digital en incluir informativos en su programación.
La Siete Noticias son unos informativos dirigidos a los jóvenes, porque según la cadena: “Los jóvenes se merecen un espacio donde ver las noticias y sentirse bien viéndolas”. Ante esto, cabe preguntarse si realmente los jóvenes necesitan unos informativos especiales, si no pueden sentirse bien viendo un informativo normal y si es necesario llegar hasta este punto.

Pero a parte de todo este rollo de licencias, programas y públicos, el proceso de la televisión digital en este país ha sido tan complejo como rápido. En pocos meses y casi sin información, nos hemos plantado con los primeros apagones analógicos. Y en cuestión de días, los contenedores se llenaron de televisores inservibles y las casas de descodificadores y plasmas con TDT incorporado. Pero cuando pensábamos que ya podíamos disfrutar tranquilos de la televisión digital, van y aprueban la TDT de pago. Un invento que todavía nadie sabe muy bien en qué consiste, pero que para el espectador se traduce básicamente en tener que comprar otro descodificador porque el anterior ya no vale.

Con todo este lío de euroconectores y antenas, uno llega a plantearse qué hubiese pasado si nos hubiésemos plantado, es decir, ¿qué hubiese pasado si todas las comunidades de vecinos del país se hubiesen negado a adaptar su antena para la recepción de la nueva televisión?
No sé muy bien que pudiese haber pasado, pero por si a caso aquí van diez posibles consecuencias inmediatas:

1. El ordenador, o en su defecto la Enciclopedia Espasa, ocuparía el hueco dejado por el televisor en el salón.

2. Aumentaría considerablemente la tasa de natalidad del país.

3. La venta a domicilio viviría una segunda Edad de Oro.

4. La empresa de detectives privados Castillón & Abad vería la luz.

5. El mando a distancia no protagonizaría más disputas familiares.

6. Vasile cumpliría definitivamente su sueño de dirigir un circo ambulante con su mujer barbuda, sus payasos y sus fieras salvajes.

7. ¿Disminuirían las operaciones de estética?

8. En muchas comidas familiares reinaría el más absoluto silencio.

9. Por fin, Andreíta podría crecer en un entorno más equilibrado.

10. Esta sería la última entrada de este blog.

miércoles, 14 de octubre de 2009

JUAN PEDRO VALENTÍN Y LA HISTORIA DE UN TROTAMUNDOS

El pasado viernes nos desayunábamos con el nombramiento de Juan Pedro Valentín como nuevo director de informativos de Cuatro y CNN+. El periodista madrileño llega a Sogecable para sustituir a José María Izquierdo y dotar de una nueva entidad a sus informativos.

Tras salir de la redacción de los informativos de la Cadena SER, Valentín ha pasado por la edición de los informativos de Telemadrid, la dirección de Informativos Telecinco, la dirección general de Público o la dirección del canal 24H de TVE. Y así, hasta llegar a la dirección de dos de los bastiones informativos del Grupo Prisa para, según el comunicado de Sogecable, potenciar el papel de los informativos y la actualidad en Cuatro, y convertir a CNN+ en la marca líder de las cadenas de información.
Juan Pedro Valentín se confirma definitivamente como el gran trotamundos de los informativos de este país.

Aquí abajo os dejo uno de los grandes momentos del periodista cuando puso contra las cuerdas a José María Aznar en un especial de Informativos Telecinco.

video

sábado, 10 de octubre de 2009

MARGE TIENE ALGO IMPORTANTE QUE CONTARNOS

Si este verano nos enterábamos que la familia Simpson cambiaba de color de piel y de decoración de casa por el estreno de la serie en Angola, ayer nos enteramos que Marge Simpson será portada de Playboy en su próximo número de noviembre.

Así de estupenda posa Marge en la portada y en tres páginas interiores de la revista de Hugh Hefner. El reportaje vendrá acompañado de una entrevista en la que la matriarca de los Simpson repasa los últimos años de su vida.
Podría parecer uno más en la lista de homenajes programados por el vigésimo aniversario de la serie. Incluso podría parecer absurdo entrevistar al personaje de una serie de animación. Pero yo me quedo con las declaraciones de Hefner y pensar que Marge Simpson tiene algo importante que contarnos.

miércoles, 7 de octubre de 2009

VISITE ESTE PUEBLO

Con esta viñeta de El Roto es imposible no acordarse de pueblos como Puerto Hurraco, Alcàsser o Fago. Localidades que un día la televisión puso en el mapa.
 
Creative Commons License
Textos e imágenes del blog REALIDAD O TELEVISIÓN by J. Escandell is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 2.5 España License.