viernes, 27 de febrero de 2009

MADRUGADAS EN LA OFICINA

Sórdida. Creo que esa es la palabra que mejor la define. Sórdida, sí. Ese es el mejor apelativo que se me ocurre ahora para la serie con la que ando cruzándome en mis últimas noches de insomnio. Me refiero a The Office, la serie de la NBC estadounidense que emite La Sexta las madrugadas de los miércoles.
Versión del formato original de la BBC, The Office es una comedia que retrata el que seguramente sea el lugar donde el ser humano pasa la mayor parte del día, su puesto de trabajo. En este caso, el día a día de una de las oficinas que la compañía papelera Dunder-Mufflin tiene en Pensilvania.

Una dinámica de grupo, la reunión con un cliente, una reprimenda a los empleados, el cumpleaños de uno de los compañeros o los cotilleos a la hora del café son situaciones cotidianas en cualquier oficina, en The Office, cobran otra dimensión y se convierten en situaciones de lo más absurdas y delirantes. Situaciones tejidas a través de cada uno de los empleados de esa oficina. Y es que se trata de una serie claramente coral. Encontramos un personaje por cada uno de los roles que hay en cualquier lugar de trabajo. El pelota, el joven preparado, el pasota, la chica sexy, el cotilla y sobre todo, el jefe. Y a pesar de que todos ellos sean redondos en su construcción y escondan un lado perturbado, el personaje del jefe destaca por encima del resto. Michael Scott, que así se llama el personaje que interpreta Steve Carrell, es un ser machista, egoísta, insensible e idiota. Un antihéroe al que es imposible no cogerle cariño.

Otro de los aciertos de la serie es tomar al reality como inspiración en sus formas. La cámara en mano, el juego con el zoom, las miradas a cámara de los actores, los silencios, las simulaciones de cámara oculta en las escenas de coche o las entrevistas al más puro estilo confesionario de Gran Hermano nos hacen partícipes de cada situación.

Hay a quien el exceso de excentricidad puede disgustar. Yo lo celebro. Y desde aquí animo a todos los que no conozcan The Office a trasnochar algún que otro miércoles. Aunque también podéis dormir ocho horas y bajárosla de Internet.

Os dejo un vídeo con momentos de algunos capítulos. Disfrutádlos.

video

1 comentario:

Ruth dijo...

Qué grande es The Office (USA). Me gusta más que la original. Steve Carell es el puto amo (con perdón), y la serie es magistral e imprescindible.

 
Creative Commons License
Textos e imágenes del blog REALIDAD O TELEVISIÓN by J. Escandell is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 2.5 España License.